Como cultivan adicciones los juegos para móviles de descarga gratuita.

¿Por qué? No hay por qué